Guia Natural de Salud


Medicina Tradicional China (MTC)







medicina china




Historia de la Medicina China.

La primera fuente documental de la teoría médica china es el Huangdi Nei Jing o
Tratado Interno del Emperador Amarillo, fue escrita entre el año 300 y el 100 antes de Cristo.
Describe el diagnóstico y tratamiento de un amplio catálogo de enfermedades y
aconseja sobre estilos de vida saludables, ejercicio y dieta que coinciden
con las actuales recomendaciones para la prevención de enfermedades crónicas.
Incluye también consejos dietéticos sobre cómo suplir la deficiencia de micronutrientes en ciertas enfermedades y
ha desarrollado un enfoque teórico y práctico para el tratamiento y prevención de las enfermedades.

En la década de 1950 se temió que la medicina china sería suplantada por la más moderna medicina occidental.
Para tratar de evitarlo, el Gobierno maoísta impulsó cientos de experimentos y estudios clínicos
a fin de demostrar su efectividad frente a las técnicas occidentales.
Como resultado de estos ensayos, en 1958 se declaró que la medicina tradicional y la occidental
tendrían el mismo espacio e igual respeto en el sistema sanitario.

La Medicina Tradicional China (MTC) se practica desde hace aproximadamente unos 5.000 años
en su lugar de origen, por lo que podemos imaginar que si no fuera una medicina eficaz,
no habría llegado hasta nuestros días.


¿Qué es la medicina china?

El concepto básico de la medicina china es que una fuerza vital corre a través del cuerpo (también llamada Qi).
Cualquier desequilibrio en esta fuerza puede ocasionar enfermedades y dolencias.
El desequilibrio, a su vez, es causado por un desequilibrio en las fuerzas opuestas y complementarias
que constituyen la fuerza de la vida, llamadas Yin y Yang.

Para recobrar el balance, la creencia es que el balance entre los órganos internos del cuerpo y
los elementos externos de la tierra, el fuego, el agua, la madera y el metal deben ser ajustados.

El tratamiento para recobrar el balance puede incluir lo siguiente:

  • La acupuntura: que consiste en  la inserción de finas agujas en ciertos puntos para  restaurar el balance interno;
           que conduce a la enfermedad. Cada punto de acupuntura tiene una acción terapéutica definida.

  • Digitopuntura: tratamiento basado en la presión de los dedos sobre los puntos de acupuntura.
          este método tiene la ventaja de que, con un ligero conocimiento de los puntos a ser presionados,

          una persona puede darse un automasaje allí donde un profesional le haya recomendado.

          Otra de las ventajas es que es un tratamiento adecuado para niños, a quienes la acupuntura

          está contraindicada, y para todas aquellas personas con un miedo manifiesto a las agujas.

  • Auriculopuntura: colocación de agujas de acupuntura en la oreja, de menor tamaño que las usuales,
         La MTC considera que la oreja es una representación gráfica de todo el organismo

        que posee puntos susceptibles de ser pinchados y que, además, son independientes

        de los puntos de acupuntura tradicionales.

  • La moxibustión: la quema de hojas herbales habitualmente (Artemisa vulgaris) en o cerca del cuerpo,
         aplicando calor local en forma de cigarro o conos de la hierba,  en puntos específicos de acupuntura

         de forma directa o indirecta según la naturaleza de la enfermedad a tratar.

  • La terapia de la ventosa (el uso de jarras tibias para crear succión en ciertos puntos del cuerpo).

  • El masaje (Tuina): masaje chino mediante el cual, además de ser por sí mismo una forma de tratamiento
          para multitud de afecciones del aparato locomotor, prepara al cuerpo y a sus meridianos
          para su posterior tratamiento con agujas mejorando así el efecto de éstas.

  • Los remedios herbales:  suelen ser combinaciones de 5 a 15 hierbas que se cuecen juntas para hacer una poción.
          Por lo general, muchas formulaciones están disponibles en forma de tabletas, cápsulas y ampollas.

  • El Tai Chi: movimiento y ejercicios de concentración.

  • Qi Gong: Comprende una variedad de ejercicios respiratorios terapéuticos que se realizan,
          habitualmente, de forma estática o realizando movimientos con las extremidades superiores e inferiores,

          de tal manera que, combinado con la respiración, ayudan a hacer fluir la energía por todo el cuerpo

          desbloqueando las zonas donde hay un estancamiento de energía (o Qi).


  • La dietética china: estudia como conseguir un equilibrio energético del organismo a través de la alimentación,
          previniendo e incluso ayudando a curar enfermedades.


Como reza un proverbio chino:

"El padre de la enfermedad pudo haber sido cualquiera, pero no cabe duda de que la madre fue la mala dieta".

Con la acupuntura y el masaje movilizamos y regulamos la energía.

Con  la dieta preservamos y nutrimos la esencia.
Si la nutrición es adecuada, la energía será abundante, los órganos estarán bien nutridos
 y el "Shen" florecerá (nuestro sistema nervioso y nuestras emociones estarán en armonía).

La alimentación es pues, esencial para lograr el equilibrio, la armonía y por tanto la salud integral.


La Medicina Tradicional China clasifica a los alimentos según diferentes criterios:

1) Según la energía intrínseca o naturaleza del alimento:

• Alimentos calientes y templados: tonifican, calientan, ascienden, mueven.
• Alimentos neutros: estabilizan, armonizan, centran.
• Alimentos frescos y fríos: refrescan, sedan, astringen, hidratan.

2) Según su sabor:

 Cada sabor tiene una característica energética diferente:
• Alimentos ácidos: astringen, contraen la energía hacia adentro.
Actúan sobre el Hígado y la Vesícula Biliar (elemento Madera)
.• Alimentos amargos: favorecen el drenaje y la evacuación, descienden y secan.
Actúan sobre el Corazón y el Intestino Delgado (elemento Fuego).
• Alimentos salados: En cantidad moderada ablandan, lubrifican.
Actúan sobre el Riñón y la Vejiga Urinaria (elemento Agua).
• Alimentos dulces: ascienden la energía y lubrifican.
Actúan sobre el Bazo, Páncreas y Estómago (elemento Tierra).

3) Según su color:

• Alimentos rojos: revitalizan.
• Alimentos amarillos: estabilizan, equilibran.
• Alimentos verdes: desintoxican, depuran.
• Alimentos negros: astringen, tonifican el "Jing" (esencia).
• Alimentos blancos: purifican.

4) Según el tropismo del meridiano:

Cada alimento tiene un meridiano de impacto principal: Ejemplo:
 La pera por el meridiano del pulmón,  las espinacas por el del hígado, la calabaza por el del Bazo
 las castañas por el corazón,  los azukis por el riñón.

5) Según el movimiento de la energía que inducen

Teniendo en cuenta todos estos criterios y según el diagnóstico de la persona
se determinan los alimentos más convenientes para corregir los desequilibrios existentes.

Ventajas:
 No es una dieta fija sino que se adapta a las condiciones particulares de cada persona:
constitución física, edad, época del año, país en que vive, tipo de trabajo que realiza,
tipo de patología que presenta etc…
No tiene en cuenta el aspecto cuantitativo (cantidad de alimento) sino el cualitativo (calidad energética del alimento).

La dietética china está basada en los principios básicos de la Medicina Tradicional china
que tiene en cuenta al ser humano desde la totalidad,

Para aplicar este tipo de dietas se requieren conocimientos previos de la Medicina tradicional China
o bien asesorarse por un profesional.


Ejemplo de un menú:

Vamos a hacer 2 dietas comparativas para:
Tipo A:  una persona friolera, lenta, asténica con tendencia al cansancio.
Tipo B: una persona activa, nerviosa, pletórica y con tendencia al calor.

Desayuno:
Tipo A: • Crema de avena con un poco de canela y 2 o 3 nueces.
Tipo B: • Macedonia de frutas de la estación con zumo de naranja o yogurt (mejor de cabra).

Almuerzo (mediodía):
Tipo A: • Sopa de miso con alga wakame y zanahorias
.            • Azukis (hervidos con cebolla, un poco de calabaza,  diente de ajo y un poco de jengibre)
                acompañados de arroz integral.
             • Postre: manzana al horno.
             • Infusión: de regaliz y salvia o tomillo.

Cena:
Tipo A:• Sopa de arroz integral y trigo sarraceno.
           • Pollo a la plancha con estofado de verduras.

Tipo B:• Crema de espárragos con semillas de sésamo.
           • Pescado guisado con verduras en su jugo.
En la dieta tipo A se eligen alimentos de naturaleza tibia, neutra y algún caliente.
En el tipo B alimentos mayoritariamente frescos y neutros y algún frío.
También tendremos en cuenta los sabores, los colores etc…

Observaciones:
Realmente la dieta según la Medicina Tradicional China nos ayuda a ser consciente en todo momento
de cómo nos sentimos (con calor o frío, cansados o excitados, con sequedad o exceso de sudor, etc.)
y a partir de aquí modificar nuestra dieta con sólo unos retoques para recuperar el equilibrio.




Casos  típicos tratados con Medicina Tradicional China:

En situaciones extremas de personas que sufren diversos tipos de dolores
(de espalda, crónicos, generalizados) o simplemente para relajarse.
Además, se suele dar el caso de que se acude a un terapeuta de Medicina Tradicional China
cuando la patología está muy avanzada y como última opción
(habitualmente, en situaciones desesperadas y cuando la medicina occidental ha fracasado,
 lo que, emocionalmente, complica todavía más las posibilidades de una pronta recuperación).

la Medicina Tradicional China (MTC) se practica desde hace aproximadamente unos 5.000 años en su lugar de origen, por lo que podemos imaginar que si no fuera una medicina eficaz, no habría llegado hasta nuestros días.

Por otra parte, hay que tener en cuenta, que los tratamientos se dan según la sintomatología
de cada paciente y no según las enfermedades.
Ello quiere decir que cada persona recibe el tratamiento más adecuado en su caso.
Por ejemplo, en medicina alopática, un dolor de cabeza  simple,  es  tratado con uno o dos comprimidos
de paracetamol o ácido acetilsalicílico (aspirina), es decir, para todo el mundo el tratamiento es  igual
a menos que esa persona sea alérgica a uno de esos componentes
.
En MTC, según la localización del dolor de cabeza, el color de la lengua y el pulso del paciente,
así como según otros parámetros como la forma de las heces, el color de la orina, o el color de la tez,
determinaremos el síndrome a través del cual se originó y, a partir de ahí,
daremos con la forma y fórmula más adecuada para ese dolor y ese paciente en particular.


Para mayor información:
Contacte a la Dra. Comas
tel: (416) 515-8493
e-mail: Dr-Comas@NaturalMedicineSolutions.com

Artículo Anterior
Masaje Terapéutico
left arrow

Inicio de la Página
up arrow


down arrow
Volver a la lista de Modalidades
right arrow Siguiente Artículo  Acupunctura