Guia Natural de Salud


Nutrición

Añádenos a tus Favoritos
Envíalo a un Amigo
Suscríbete a Páginas Informativas
Escribe a la Dra. Comas

La nutrición es una de las herramientas más útiles para recuperar la salud

frutas

vegetales



Teoría de la alimentación.
 
El organismo humano depende del aporte de energía y de determinadas sustancias químicas
que le llegan a través de la alimentación. Estas energías y sustancias las necesita para su crecimiento,
para mantener las funciones corporales y mentales, para conservar el calor corporal,
para reconstruir los componentes destruidos o perdidos en los procesos vitales y,
por lo tanto, para toda la actividad metabólica.

Por todo ello, resultan imprescindibles para el funcionamiento de nuestro organismo
los componentes de los alimentos que conocemos bajo el término global de "sustancias nutritivas":
proteínas, grasas, hidratos de carbono, vitaminas y minerales.


Clasificación de los alimentos:

Cereales: cebada, avena, arroz, centeno, maíz, trigo (fideos o pastas en sopas, spaghetti).

Legumbres: arvejas, fríjoles, garbanzos, habas, habichuelas, lentejas, soja, guisantes.

Hortalizas feculentas: patata, boniato (batata) y yuca.

Hortalizas no feculentas y verduras: alcachofa, calabaza, chirivía, nabo, borraja, pimiento,
pepino, rábano, remolacha, tomate, acelga, col, coliflor, col de Bruselas, espinaca, espárrago,
lombarda, repollo, apio, berenjena, zanahoria, pimiento dulce, perejil, ajo, cebolla, ruibarbo,
calabacín, escorzonera, salsifí.

Ensaladas: achicoria, acedera, apio, berro, escarola, lechuga, verdolaga, perejil,
 diente de león, albahaca, pepino, pimiento dulce, col blanca.

Frutas dulces: albaricoque, cereza, castaña, kaqui, chirimoya, granada, higo, manzana, melocotón,
 melón, naranja, níspero, pera, plátano, sandía, uva.

Frutas ácidas: acerola, ciruela, cidra, frambuesa, granada, guinda, Iima, membrillo,
madroño, manzana, naranja y tamarindo.

Frutas semi-ácidas :piña, níspero, guinda, granada, grosella, frambuesa, mora.

Frutas pasas: ciruela, dátil, higo, pasa de uva, orejón de: pera, melocotón, manzana, albaricoque.

Fruta y semillas oleaginosas : aceite, almendra, avellana, aceituna, aguacate,
nueces, piñón, coco, chufa, cacahuet, ajonjolí.


Las leyes de la naturaleza aplicadas a la dieta.

Se debería poder comer de todo, pero no en cualquier circunstancia.
Los alimentos son la esencia de la vida y se transforman en sangre y células.
La salud de nuestro cuerpo depende básicamente de:
 la dieta que seguimos  y de nuestras emociones, pensamientos, sentimientos,
 intelecto, ética, estudio, salud, prosperidad, descanso, etc...que forman una relación estrecha,
 a veces viciosa y de la cual no es fácil salir.
Del correcto equilibrio de ellas depende la armonía en nuestro cuerpo y de nuestra vida en gran parte.


Los objetivos de una dieta sana son:

  • Resistencia al cansancio y condiciones climáticas adversas
  • buen descanso pudiendo reducir las horas de sueño sin mermar el descanso
  • buena memoria, humor y apetito sin gula ni lujuria.
  • buen rendimiento, afectividad  y prosperidad tanto ética como material.
Con una dieta balanceada se  restituye el ritmo de la naturaleza y su armonía en el ser humano,
dicho esto podemos concluir que con una dieta que potencia las cualidades del Ser Humano
podemos aliviar, mejorar y sanar la enfermedad.
Dotando al ser humano de sus cualidades intrínsecas de sentido común, intuición, instinto, etc..


Cuando se recomienda una dieta se deben tener en cuenta los siguientes factores:

  •  Las características biológicas, necesidades de trabajo, enfermedad, de cada individuo
  •  cocinados y preparados
  •  proporciones y cantidades
  •  clima, latitud y estación del año
  •  tipo y cualidad del alimento
Hoy en día la dieta ha variado muchísimo, trayendo como consecuencia un aumento de la mortalidad
y de enfermedades degenerativas hasta en niños, se ha dejado la legumbre como proteína
y prácticamente se ha eliminado el cereal integral, hay un  aumento de pesticidas y hormonas en la comida
abuso de harinas y cereal lavado con ácidos
frutas y verduras fuera del lugar de origen y temporada
excesos en algunos alimentos (proteína  de origen animal)
 y aumento del sedentarismo y como consecuencia falta de ejercicio.


 La alimentación y su influencia en nuestras emociones y en nuestro comportamiento.

Normalmente no nos ocupamos demasiado por lo que comemos,
ni por el efecto que puede causar en nuestro organismo. 
Si uno lee los ingredientes que contienen los productos que consumimos en nuestra alimentación,
uno se puede dar cuenta que lo que estamos comiendo ha pasado por tantos procesos,
que quizás la palabra mas adecuada para definirlo no sea alimento.

 La mayoría de estos ingredientes son tóxicos, o al menos dañinos para nuestra salud,
 y también para nuestro equilibrio mental y emocional. por ejemplo;
 a nivel biológico ( las hormonas añadidas a los alimentos que ingerimos nos hacen madurar más rápido
 y envejecer antes: premenopausia y cánceres en el aparato reproductor).

 La alternativa eficaz para poder evolucionar física, emotiva y mentalmente
 (además por supuesto de espiritualmente) pasa necesariamente por una alimentación natural y equilibrada.


La Medicina Tradicional China y su relación con la nutrición

La medicina tradicional China tiene un sistema de filosofía basado en la ley de los 5 elementos:
Agua, madera, fuego, tierra y metal.
Esta ley explica los ciclos y modificaciones que sigue la energía en su expansión y contracción,
 a su vez cada elemento está relacionado con un órgano y una víscera del cuerpo humano,
 y también a una emoción predominante para cada elemento y órgano,
 con un color, un sabor, una estación, un tipo de alimento, etc.

 Esto es así de tal manera que si conseguimos mantener un equilibrio entre todos los sabores
 que corresponden con la energía que alimenta a cada uno de los órganos y vísceras,
 tendremos también un equilibrio en el ámbito físico, emocional, mental y espiritual,
 haciendo de esta manera que la energía que circula por los meridianos de acupuntura del cuerpo
 (que son las vías de circulación de la energía) sea más pura, limpia y fluida.

 De esta manera tendremos menos “bloqueos” y por lo tanto menos enfermedades,
 a la vez que haremos más fáciles las relaciones con uno mismo y con los demás. 


Conclusión:

Con una  dieta que no introduzca sustancias toxicas en el cuerpo se  intenta conseguir un equilibrio
en el organismo no solo a nivel corporal, sino también a nivel mental y emocional. 

"No hace falta ocuparse de la enfermedad,
lo que hace falta es crear en el cuerpo humano el medio en el cual esta no incube. "




Para mayor información:
Contacte a la Dra. Comas
tel: (416) 515-8493
e-mail: Dr-Comas@NaturalMedicineSolutions.com

Artículo Anterior
Naturopatía 
left arrow

Inicio de la Página
up arrow


down arrow
Volver a la lista de Modalidades
right arrow Siguiente Artículo  Botanica
(medicina herbal)